Astrofotografía III: Pasos a seguir con la cámara

Lo prometido es deuda, y aquí va la siguiente entrada, centrada en la parte de la cámara. Espero que le sirva a alguien más si se interesa por esto y no dejarme ninguna opción ovlidada :).

En primer lugar, necesitamos fijar una serie de opciones en la cámara para sacar fotografías claras, con estrellas definidas y redondeadas. Estos ajustes son los siguientes:

  • Fijamos el enfoque del objetivo en modo manual. La cámara no será capaz de enfocar automáticamente a las estrellas, por lo que tendremos que hacerlo a mano. Para ello, lo ideal es apuntar a un objetivo lejano en tierra (tenemos que enfocar al “infinito”), como las luces de algún pueblo, o a la Luna si está visible, activar la visualización en la pantalla de la cámara en tiempo real y ajustar el enfoque manualmente con el mayor nivel de zoom hasta que las luces se vean perfectamente enfocadas. Si cambiamos la distancia focal en el objetivo deberemos repetir este proceso.
  • Activamos el disparo con un retardo de 10 segundos, o en su defecto, si disponemos de uno, podemos emplear el disparo con mando a distancia. Esto evita movimientos en la cámara que pueden desenfocar la imagen cuando pulsamos el disparador.
  • Desactivamos el bloqueo del espejo de la cámara, que también causa movimientos en la cámara si se hace justo en el momento de iniciar la fotografía. Al desactivarlo y tener el temporizador activado el espejo (al menos en mi caso) se mueve al pulsar el disparador y se bloquea hasta finalizar la fotografía.
  • Para poder procesar posteriormente las imágenes configuraremos la cámara para que tome las fotografías en modo RAW también.

Una vez hecho esto, colocamos la cámara en un trípode, lo más estable posible, y apuntamos a la zona del cielo que queremos fotografiar. Es importante que el trípode sea robusto y se le puedan añadir pesos ya que en caso contrario el mínimo viento afectará a las fotos (problema que he sufrido/sufro debido a mi trípode blandengue que tendré que sustituir por lo que estoy viendo…).

Después de haber colocado la cámara será necesario escoger una exposición, apertura e ISO para hacer la fotografía:

  • En cuanto a la exposición, cuanto más alta sea más luz captará el sensor de la cámara y más estrellas se verán. Esto sería perfecto si no tenemos en cuenta que nos encontramos en un cuerpo celeste que se mueve con el paso del tiempo, y, por tanto, el firmamento cambia paulatinamente con dicho movimiento. Por tanto, si la exposición es demasiado alta, podremos observar como en la fotografía las estrellas aparecerán con forma elíptica o incluso de línea.
  • La apertura del objetivo también influye en la cantidad de luz captada por el sensor: a mayor apertura más luz captada. También se encuentra estrechamente relacionada con el ajuste de la exposición y con la distancia focal fijada en el objetivo (si no es única) que influye en la apertura máxima ya que cuanto mayor sea la distancia focal menor será la apertura máxima (en los objetivos típicos) y en el ángulo de encuadre, que también será menor. Esto implica que si queremos acercarnos más a un objetivo celeste, para evitar la aparición de trazas de estrellas deberemos disminuir la exposición, captando menos luz. Todo esto por supuesto siempre y cuando no dispongamos de una montura con motor de seguimiento como la de algunos telescopios. Para calcular la exposición adecuada para evitar este problema se suele usar la llamada regla de los 600: 600/distancia focal = tiempo de exposición (versión simple, a veces se consideran otros ajustes adicionales).
  • Por último, ajustaremos el nivel ISO como mínimo a 800, lo que permitirá que el sensor sea más sensible. Si nuestra cámara tiene opciones para la reducción de ruido podemos intentar fijarlo en valores altos como 3200 aunque deberemos llegar a una relación de compromiso para evitar que haya demasiado ruido en la imagen, aunque también existen otras técnicas para mitigarlo posteriormente.

Bueno y por supuesto, ¡falta lo más importante de todo! Sin un cielo limpio en un lugar con poca iluminación no se le podrá sacar el mayor partido a estas fotos por culpa de la contaminación lumínica o la meteorología

Y después de todo este rollo, aquí va una nueva imagen de la Vía Láctea, de la tanda de las que puse en el anterior post, construida a partir de varias tomas y procesada posteriormente. Como podéis ver todavía no he tenido tiempo de meterme en harina para hacer algo con el dichoso árbol y la aberración del objetivo se nota bastante en las esquinas.

Imagen guardada con los ajustes integrados.

Un saludo de vuestro amigo y vecino.

Anuncios

Astrofotografía II: Nuevo equipo, nuevas fotos. Aprendiendo y mejorando.

Hace unos meses, hacía finales del año pasado, publiqué una entrada en la que comentaba que me había comenzado a interesar por el apasionante mundo de la astrofotografía. Lamentablemente, aunque no me puedo quejar de los resultados obtenidos con la cámara compacta que tenía en aquel momento, el equipo del que disponía era muy limitado, ya que ni siquiera tenía un trípode con el que fijar la cámara sin invenciones caseras para apuntarla hacia una zona del cielo. Hará un par de meses adquirí una cámara DSLR de Canon, el modelo EOS 700D concretamente, y he vuelto a experimentar haciendo algunas fotos a algunos de los objetivos más atractivos en el cielo veraniego del hemisferio norte: la Vía Láctea y la galaxia de Andrómeda. 

Los primeros resultados se muestran en la siguiente galería, con fotografías construidas a partir de varias tomas y un proceso de post-procesado simple y que seguramente se pueda mejorar mucho todavía. Como se puede ver, todavía quedan detalles por pulir, como por ejemplo los árboles desenfocados, que además distraen bastante del resto de la imagen al verse tan saturados.

En posteriores entradas detallaré los pasos seguidos para llegar a estas fotografías. En primer lugar comentaré los principales ajustes y configuraciones que he seguido para tomar las fotografías y en segundo lugar los pasos para el post-procesado. Y lo prometo, que siempre digo lo mismo y después no lo hago 🙂

Un saludo de vuestro amigo y vecino.